ABRAE > Parques Nacionales > General Cruz Carrillo - Páramo de Guaramacal



General Cruz Carrillo - Páramo de Guaramacal


Banco Audiovisual
Informacíon General

Nombre: General Cruz Carrillo - Páramo de Guaramacal
Siglas: PN-36
Descripción General:

El Parque Nacional Guaramacal, conocido también como General Cruz Carrillo, se localiza en el macizo de Guaramacal o Páramo de El Rosario, región montañosa de la Cordillera de los Andes.


Fecha de Creación: 25 de mayo de 1988
Documento de Creación:
Decreto N° 2.170
Objetivo de Creación:

Su creación obedece a que la zona constituye una importante fuente de recursos híbridos, ya que en él nacen numerosos ríos y quebradas afluentes del río Boconó, el cual vierte sus aguas en la represa de Tucupido.


Plan de Ordenamiento y reglamento de Uso:
Decreto N° 672
Organismo de Adscripcion:
Instituto Nacional de Parques - Miranda

Caracteristicas

Superfície: 21.000
Altitud: 1.000 - 3.200
Clima:

Temp. anual: entre 15 - 26º C Prec. anual: entre 1.000 - 1.500 mm Templado de altura tropical.


Ecosistemas:

Con un ecosistema donde destaca una gran diversidad de formaciones vegetales con un considerable número de especies endémicas y donde se localizan las únicas fuentes de agua permanentes o semi-permanentes de la isla como son los ríos.


Geología:

Los procesos geomorfológicos determinaron la presencia de un relieve abrupto con pendientes entre el 35 y 60%, suelos poco profundos de muy baja fertilidad y la existencia de cuevas en las que se han encontrado muestras de cerámica indígena de un alto valor histórico, arqueológico y espeleológico. Además presenta cascadas y lagunas entre las que se destaca la laguna de Los Cedros a 1.800 metros de altura con aguas de color verde, rodeada por un denso bosque.


Especies Representativas

 La fauna es fundamentalmente endémica, entre los mamíferos tenemos el mono machín y una subespecie de ardita; también destaca un batracio del lugar, la rana del Copey. La avifauna muy rica en especies está constituida principalmente por el mochuelo de hoyo, la pavita hormiguera, el tucuso de montaña, el tordo negro de margarita, el gonzalito margariteño, el melero manglero, el tordo común y el guayamate.
Bosques ombrófilos submontanos, montanos siempre verdes, páramos andinos. La vegetación varía con la altitud encontrándose hasta los 1.600 m un bosque semi-decíduo; por encima de los 1.600 y hasta 2.500 m se presentan los bosques ombrófilos sub-montanos y montanos siempre verdes (selvas nubladas andinas) densos de altura media a alta, con dos o tres estratos arbóreos bien desarrollados y la presencia de gran cantidad de epífitas, orquídeas y helechos. Entre esta selva nublada andina y el páramo se observa una vegetación de transición donde se destacan las pteridofitas y árboles de porte bajo que no pasan de los 15 metros. Por encima de los 2.500 m comienza la vegetación de páramos; comunidades herbáceas arbustiva de densidad variable donde domina el género espeletia con especies endémicas como el frailejón palmero o el Ampelocea sp.




Te invitamos a que inicies tu sesion y asi poder disfrutar de mas opciones Iniciar Sesión





Los contenidos de esta web están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.