ABRAE > Parques Nacionales > Sierra Nevada



Sierra Nevada


Banco Audiovisual
Informacíon General

Nombre: Sierra Nevada
Siglas: PN-09
Descripción General:

El Parque Nacional Sierra Nevada se localiza en el núcleo central de la cordillera de Mérida, formando parte de dos cadenas montañosas que corren paralelas entre sí, éstas son la sierra Norte o sierra de Santo Domingo y la sierra Nevada o sierra Sur. Administrativamente, posee un 67,2 % del territorio en el estado Mérida y un 32,8 % en el estado Barinas. Fue decretado en el año 1952, convirtiéndose en el segundo parque nacional de Venezuela. Está separado de la sierra de La Culata por el cauce del río Chama que a groso modo le sirve de límite norte. Por el noroeste lo limita el cauce del río Santo Domingo, desde la laguna de Mucubají hasta la represa José Antonio Páez, en el pueblo La Mitisús. Por el suroeste lo delimita el fondo del valle del río Nuestra Señora, aguas debajo de la ciudad de Ejido. Por el sur tiene como límites los bajos contrafuertes de la sierra Nevada y la sierra de Santo Domingo en contacto con el alto piedemonte del estado Barinas. La porción central de la cordillera de Mérida es la más elevada y masiva de todo el conjunto montañoso andino. La diversidad e intensidad de la belleza de los recursos escénicos que se localizan dentro de sus linderos y en las adyacencias son reconocidas y altamente valoradas en Venezuela y fuera del país. Algunos de estos recursos son: los valles intramontanos; las lagunas de Mucubají, Victoria y Negra en el páramo de Santo Domingo; la laguna verde, la laguna de sangre y la de suero de color blanquecino, que deben su nombre al color de sus aguas; el pico Bolívar y los imponentes páramos. En Venezuela sólo existen glaciares en el Parque Nacional Sierra Nevada. A pesar de que se han reducido, cubriendo hoy en día una superficie aproximada de 197 km2, todavía perduran: el macizo Pico Bolívar (4.980 m) donde se localizan dos glaciares en sus caras norte y este, respectivamente, y el macizo La Corona, con los glaciares de los picos Humboldt (4.942 m) y Bonpland (4.883 m). Uno de sus emblemas es el teleférico de Mérida, el más largo y alto del mundo, que une la ciudad de Mérida con el pico Espejo y permite apreciar los diferentes paisajes a medida que se asciende. Algunas estaciones del teleférico son punto de partida para rutas de excursionismo y alpinismo. Otras áreas recreativas que ofrece el parque nacional son: La Mucuy y el Centro de Visitantes Laguna de Mucubají.


Fecha de Creación: 2 de mayo de 1952
Documento de Creación:
Decreto Nº 393 - Creación del Parque Nacional Sierra Nevada.
Objetivo de Creación:

Conservar muestras relevantes y representativas de los ecosistemas y paisajes de montaña de la porción central de la cordillera de los Andes venezolanos, específicamente del núcleo andinomerideño.


Plan de Ordenamiento y reglamento de Uso:
Decreto N° 2.335 - Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso del Parque Nacional Sierra Nevada.
Organismo de Adscripcion:
Instituto Nacional de Parques - Miranda
Ubicación Biorregional:
Biorregión los Andes


Descargar: PDF Capas

Caracteristicas

Superfície: 276.446
Altitud: 600 - 4980
Clima:

La variación altitudinal, la exposición del relieve a los rayos solares y a las masas de aire húmedas ocasionan una marcada diversidad climática, reflejada en los elementos de temperatura y precipitación. Los gradientes alto-térmicos varían aproximadamente en un promedio de 0.6 º C por cada 100 m que se asciende, oscilando entre 0  y 26º C. Por su parte la precipitación puede aumentar o disminuir con la altitud (varía entre 500 y 2.400 mm anuales); sin embargo, su mayor variación está determinada por el ascenso orográfico de las masas de aire, recibiendo generalmente mayores precipitaciones las vertientes expuestas a barlovento. Las variaciones en las precipitaciones permiten inferir la presencia de dos tipos de regímenes en el parque; uno unimodal, localizado en las vertientes sur; y otro bimodal, en las vertientes interiores del norte y la cuenca del río Nuestra Señora.


Ecosistemas:

Páramos, selva nublada, bosques montañosos estacionales, bosques húmedos y bosques muy húmedos. Desde las cumbres, en sentido descendente, se distinguen tres tipos de vegetación en cubiertas continuas: el desierto frío, el páramo altiandino y el páramo andino; también los Bosques de Polylepis y los bosquetes parameros, pero estos dos últimos tienen una distribución muy discontinua, en forma de pequeños parches adaptados a condiciones microambientales particulares. El desierto frío contiene principalmente arbustos y plantas en cojines y rosetas acaules, las cuales  viven sobre los 4500 m de altitud o en cotas altitudinales más bajas con condiciones ecológicas apropiadas. Entre los 4000 y 4800 m de altitud, se encuentra la vegetación de páramo altiandino, caracterizada por la roseta gigante y varias especies de frailejones. En la vegetación de páramo andino, ubicada entre los 3.000 y 4.000 m de altura, dominan las rosetas gigantes del género Espeletia, numerosas briófitas, líquenes y gramíneas. El matorral altiandino se trata de una estrecha faja de vegetación que antecede el páramo y se ubica inmediatamente por encima de la selva nublada. Por consiguiente, es una cubierta de transición situada aproximadamente entre los 2800 y 3200 m de altitud. La fisonomía de este tipo de vegetación es de arbustal, a veces simulando la presencia de un bosque bajo y ralo. Cabe destacar que la vegetación de páramo posee un extraordinario atractivo paisajístico y un enorme interés ecológico y botánico. Su particularidad, en un medio tropical generalizado como el de Venezuela, está dada por su marcado endemismo, productos de las condiciones ambientales especiales ocasionadas por la altitud y el relieve. Cubre cerca de un 25 % de la superficie del parque. Por su parte, el bosque nublado o selva nublada también representa un extraordinario paisaje natural, tanto por su extensión como por su riqueza florística, y su estructura es compleja con tres estratos bien definidos. De los dos bloques de selva nublada del parque, el de mayor extensión se encuentra en las laderas del frente montañoso sur, en contacto directo con las selvas siempre verdes montanas y con los arbustales pre-parameros del piso superior. El otro bloque se ubica en vertientes internas del río Chama. Es muy abundante el contenido de epífitas y helechos arborescentes. A lo largo del frente montañoso suroriental, en contacto con los límites inferiores de la selva nublada, se desarrolla una selva montana siempre verde, la cual coincide con vertientes muy empinadas expuestas a barlovento de las masas de aire húmedo, por lo cual se trata de espacios de alta pluviosidad y elevadas temperaturas. Representa un 27 % de la cobertura del parque nacional con una composición florística muy heterogénea con abundancia de lianas y trepadoras y se encuentra afectada parcialmente por actividades pecuarias de ganadería extensiva.


Geología:

La edad geológica de los Andes de Venezuela es de apenas unos 15 a 20 millones de años, tiempo transcurrido desde el terciario superior cuando comenzó su definitivo levantamiento orográfico y de 2.5 millones de años cuando ocurrió el último impulso tectónico que llevó a la mole montañosa a sus alturas actuales. La unidad litológica que conforma el componente fundamental de la sierra Nevada es el grupo Iglesias, la cual constituye una unidad heterogénea de rocas sedimentarias e ígneas, intensamente metamorfizadas.


Geomorfología:

Existen marcados contrastes de relieve, dados por la presencia de altas y dentadas sierras, seguidas de superficies amplias y relativamente más aplanadas, profundos valles y vertientes tan largas como empinadas. Dentro del paisaje de páramo destacan los valles amplios y profundos en forma de “U” que modelan el relieve a partir de los 3.000 m de altitud. En el frente montañoso exterior del sur destacan los valles en forma de “V”, delimitados por vertientes abruptas y rectilíneas. En las vertientes interiores del norte el paisaje ha sido modelado por movimientos en masa tipo derrumbes y deslizamientos. Con respecto a los valles longitudinales, los dos principales situados dentro o en la periferia del límite del parque son los de los ríos Chama y Santo Domingo. El valle del Chama es el más amplio y está relleno de sedimentos aluviales formando terrazas y abanicos torrenciales, particularmente en su margen derecho donde se han desarrollado los centros urbanos principales como Ejido, Mérida, Tabay, Mucurubá, Mucuchíes, San Rafael y Apartaderos.


Hidrografía:

Es un importante receptor y productor de buena porción del agua que drena hacia la hoya del lago de Maracaibo y a la del Orinoco. Presenta numerosos ríos de mucho caudal, torrenciales y con excelente calidad de agua, además de gran cantidad de lagunas. La red de drenaje se organiza en dos grandes cuencas: la del lago de Maracaibo y la del río Apure, principal afluente del río Orinoco en su margen izquierda. En la primera se distinguen los siguientes ríos: Mucuchaché, Gavidia, La Mucuy, La Fría, San Onofre y Nuestra Señora. Todos son afluentes del río Chama, principal colector de las aguas del parque nacional en su parte norte. Las lagunas de origen glacial que drenan hacia esta cuenca, son aproximadamente 75, siendo las más representativas: Los Anteojos, Bijinos, Cara Sucia, La Mucuy, Misteque y Saysay. En la red que alimenta a la cuenca del Orinoco destacan los ríos: Santo Domingo, Mucusaviche, Pagüey, Escagüey, Curbatí, Canaguá, Acequias, Socopó y Michay. Esta red de ríos muy paralelos entre sí, resulta marcadamente densa y de mayor volumen de agua que la correspondiente a la cuenca del lago de Maracaibo. Las lagunas que drenan hacia la cuenca del Orinoco son aproximadamente 65, entre las que se cuentan: Santo Cristo, la mayor de todas las del parque, con una extensión de 1.5 km de largo por 400 m de ancho; la Verde, la laguna de Mucubají, la Negra y Los Palos.


Especies Representativas

La diversidad bioclimática y los tipos de vegetación han originado gran variedad de hábitats que brindan refugio y alimentación a un elevado número de especies, especialmente de aves y mamíferos. Representativos del páramo son: el puercoespín (Coendou prehensilis), la musaraña andina (Cryptotis thomasi), el conejo de páramo (Sylvilagus brasiliensis meridensis), el rapilado andino (Didelphis albiventris), el venado andino (Mazama bricenii), el cuchicuchi (Potos flavus meridensis), el oso frontino (Tremarctos ornatus), el coatí andino (Nasuella olivácea) y la lapa andina (Agouti taczanowski sierrae). Entre las aves destacan el emblemático cóndor de los Andes (Vultur gryphus), el águila real (Geranoaetus melanoleucus), las lechuzas (Glaucidium jardinie y Ciccaba albitarsus), el perico cabecirrojo (Pyrhura rhodocephala), el colibrí chivito de los páramos (Oxypogon guerinii), la pava andina (Penelope montagni), el pájaro de agua (Cinclus leucocephalus) y el pico de frasco gargantiblanco (Aulachorrhyncus prasinus). Entre los anfibios destacan el sapito andino (Atelopus mucubajiensis), endémico del parque nacional y la salamandra (Bolitoglossa sp.). En los ríos y lagunas parameras abundan los salmónidos representados por la trucha andina, introducida desde hace más de 60 años, para fomentar la pesca deportiva en las lagunas glaciales.
Los páramos poseen una importante diversidad florística, representada por unas 1.400 especies de angioespermas y unas 718 de plantas no vasculares. En el páramo altiandino destacan las siguientes especies de frailejones: Espeletia timotensis, Espeletia spicata, Espeletia motitziana y Espeletia semiglobulata. En la zona de páramo andino la vegetación vascular dominante está representada por Espeletia schultzi y los arbustos Hypericum laricifolium, Chaetolepis lindeniana y Baccharis prunifolia. El Polylepis sericea llamado localmente “Coloradito”, un árbol entre 5 y 15 m de alto, también destaca. En la selva nublada, se observan helechos arborescentes (Alsophyla erinacea, Cyathea andina y Cyathea lockwoodiana) y una especie emblemática, el pino laso (Decossocarpus rospigliosii), la única conífera autóctona de nuestra selva nublada. En la selva montana siempre verde destacan las especies arbóreas tales como: el mijao (Anacardium excelsum), el corozo (Attalea butiraceae), el charo (Brosimum alicastrum) y el pardillo (Cordia alliodora).

Poblaciones

Asentamientos Humanos:

Dentro del parque se encuentran los siguientes poblados autóctonos: El Morro, Mocáz, Mosnandá, Gavidia, El Carrizal, Los Nevados, Santa Gertrudis, y El Quino. Algunas de las poblaciones más cercanas son: Mérida, Tabay, Mucuchíes, San Rafael y Apartaderos.


Referencias

Bibliografías:
Ministerio del Poder Popular para el Ambiente-INPARQUES., 2010, Atlas de Áreas Protegidas de Venezuela, 10 Parque Nacionales., 284, Caracas, Venezuela.
Centro para el Estudio de la Biodiversidad Neotropical., 1999, Reconocimiento y evaluación de la diversidad biológica en el Parque Nacional Sierra Nevada., Guanare, Venezuela.
CORPOVEN., 1994, Venezuela tierra mágica. Parque Nacional Sierra Nevada., Gerencia de Asuntos Públicos. Caracas, Venezuela.
Gondelles, R., 1997, Los Parques Nacionales de Venezuela., INCAFO. Madrid.
INPARQUES., 2004, Parques Nacionales de Venezuela. Tomo 1., 65, Fundación Banco Mercantil. Caracas, Venezuela.
Matos, F. , 1999, Revisión del Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso del Parque Nacional Sierra Nevada., INPARQUES. Mérida, Venezuela.
República de Venezuela, 1993, Decreto Nº 2.335 - Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso del Parque Nacional Sierra Nevada.,
República de Venezuela, 1952, Decreto Nº 393 - Creación del Parque Nacional Sierra Nevada.,
Schubert, C. y L. Vivas. , 1993, El Cuaternario de la Cordillera de Mérida, Andes Venezolanos. , Universidad de Los Andes-Fundación Polar. Mérida, Venezuela.
Rincón, J., Matos F. y G. Zambrano., 2007, Parques Nacionales del estado Mérida., Fonacit-Fundación Bioandina. Mérida, Venezuela.




Te invitamos a que inicies tu sesion y asi poder disfrutar de mas opciones Iniciar Sesión





Los contenidos de esta web están sujetos a una licencia de Creative Commons si no se indica lo contrario.